Acceso a agua potable y saneamiento básico.

Chile ha logrado una amplia cobertura en saneamiento básico.  En 2011, la cobertura de agua potable es de un 99,8% en las zonas urbanas, el 96,1% de los hogares dispone de alcantarillado y el tratamiento de aguas servidas alcanzaba a 99,2%.  El año 2009 en Chile se generaron 16,9 millones de toneladas de residuos, la mayor parte de estos son residuos industriales, los residuos municipales son depositados en un 69% en rellenos sanitarios, que cumplen con la reglamentación vigente, el resto  son depositados en vertederos y basurales que cumplen con reglamentación de la década de los 80, con respecto a los residuos peligrosos desde 2006 el país cuenta con el sistema de Declaración y Seguimiento de residuos peligrosos, según datos del 2011 la región que genera mayoritariamente estos residuos es la región de Antofagasta y la que más elimina es la región Metropolitana.(3)

 
El 47% de la producción de agua potable del país, se origina a partir de aguas subterráneas y el 53% de aguas superficiales (7).  Entre las regiones de Arica y Parinacota y Atacama, la fuente principal de abastecimiento es de tipo subterránea ya que la superficial es escasa.  En el centro del país, desde Valparaíso hasta Los Lagos, el abastecimiento es mixto.  En el sur es totalmente superficial.  En 2006, la cobertura de agua potable en hogares era cercana al 100% en áreas urbanas y sobre el 95% en zonas rurales concentradas; la cobertura de alumbrado eléctrico alcanzaba al 99,5% de los hogares; el 82% de los hogares del país disponían de alcantarillado como sistema de recolección de excretas.  Ya en 1994 casi el 100% de la población urbana disponía de un servicio regular de recolección domiciliaria.  Algunos rellenos sanitarios, donde se depositan los residuos urbanos, han debido cerrar al haber cumplido su ciclo de vida.  Los municipios han externalizado el servicio de recolección de basuras.  La cobertura de agua potable se ha hecho universal en zonas urbanas, supera 95% de alcantarillado.  Se proyecta una cobertura universal en 2015.  El tratamiento de aguas servidas ha aumentado ostensiblemente desde 1990, hasta alcanzar 83% en 2009; también se espera que exista una cobertura universal en 2015. (8,9).

En 2011, el sector de servicios sanitarios urbanos incluía 57 empresas, en las 15 regiones del país, llegando a 15,4 millones de habitantes: el 95,5% es cubierto por empresas privadas, 4,1% por un servicio municipal (Maipú), 0,1% corresponde a tres empresas estatales y el resto a comités o cooperativas de usuarios. (SISS 2012).  En 2011 la cobertura de alcantarillado aumentó respecto a 2010 (de 95,9% a 96,1%) y el tratamiento de aguas servidas alcanzó a 94,2%. (7)

En 2011, el total de sistemas de tratamiento de aguas servidas autorizados es de 268, los que mayoritariamente operan mediante la tecnología de lodos activados, la cobertura de este servicio es de un 94,2% a nivel nacional respecto de la población que cuenta con alcantarillado, cobertura que es superior al año anterior, que correspondió a 90,7%, es importante señalar la cobertura de tratamiento de aguas servidas a diciembre de 2010 no considera la operación de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Concepción, dado que a esa fecha no se encontraba prestando el servicio de tratamiento con la calidad exigida por la normativa, debido a los daños que sufrió la planta por el terremoto de febrero de 2010.  Dicha situación fue superada completamente en mayo de 2011, la cobertura de tratamiento de aguas servidas alcanzará aproximadamente al 100% en cinco años debido a la puesta en marcha de la tercera planta de tratamiento de aguas servidas del Gran Santiago en 2012. (7)

El mejoramiento y el cumplimento de la norma nacional de calidad de agua potable, ha influido en forma importante en la salud de la población chilena y, específicamente, en la prevención transmitidas a través del agua, como el cólera, y en la reducción de las concentraciones de arsénico en el suministro de agua potable de la Región de Antofagasta. (cuadro 4.1)


Residuos sólidos.

Se estimó que el año 2009 en el país se generaron 16,9 millones de toneladas de residuos, de las cuales 6,5 millones correspondían a residuos municipales y 10,4 millones a residuos industriales, excluyendo los residuos mineros masivos.  En 2009, el principal origen estimado de los residuos industriales era: construcción (56%), industria manufacturera (18%), sector agrícola y forestal (15%) y minería (6%). (3)
 
En 1995 los residuos domiciliarios se disponían en vertederos y basurales. En 2010, más del 60% de los residuos se disponían en rellenos sanitarios, otro 22% en vertederos que cumplían condiciones sanitarias y el resto se botaba en basurales y otros sitios que no cumplíann con la reglamentación sanitaria. (3)

En 2006 se implementó el Sistema de Declaración y Seguimiento de residuos peligrosos (SIDPRE), en el cual  existen 72 instalaciones de eliminación y/o valorización de residuos peligrosos.  En 2011, Antofagasta era la región con mayor cantidad de residuos peligrosos.

Additional information